FANDOM



Hogwarts Este artículo fue tomado de Harry Potter Wiki y modificado con contenido y/o adaptado a la temática de esta wiki


Nacido de muggles es un término que se usa para referirse a un mago o bruja cuyos padres son gente no mágica. Sus habilidades mágicas no parecen ser afectadas en absoluto por su ascendencia muggle, de hecho, muchos magos nacidos de muggles han estado entre las brujas y magos más poderosos de su época.

La proporción de magos nacidos de muggles está en aumento, mientras que la de familias de sangre limpia está disminuyendo en número y tamaño.

Origen de sus habilidades mágicasEditar

Los magos nacidos de muggles heredan la magia de un ancestro lejano; son descendientes de squibs que se han casado con muggles y cuyas familias habían perdido el conocimiento de su legado mágico. La magia vuelve a surgir de forma inesperada muchas generaciones después.

Debido a su herencia mágica, los hermanos de los nacidos de muggles pueden algunas veces ser magos y brujas también. Sin embargo, no siempre es así, ya que puede darse el caso que sólo uno de los hermanos posea dones mágicos.

Cuando los magos y brujas nacidos de muggles alcanzan la edad de once años en la comunidad mágica británica, el Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería les envía personalmente sus cartas de aceptación a través de un empleado del colegio, en lugar de utilizar el correo en lechuza. La razón es para tranquilizar a los padres o tutores y explicarles acerca de la sociedad mágica. También ayudan a la familia con todo lo necesario para preparar la partida a Hogwarts, como la compra de material de estudios en el oculto Callejón Diagon.

Actitud hacia los nacidos de mugglesEditar

Los magos y brujas nacidos de muggles son a menudo ridiculizados por los sangre pura, quienes los llaman con nombres despectivos como "sangre sucia", un término que implica que de alguna manera son sucios e impuros. Muchos magos de sangre puras creen que los nacidos de muggles son indignos de la magia, y no se los debe permitir en el mundo mágico. Durante el período de tiempo en que los nacidos de muggles estaban siendo acorralados, un reportaje del diario El Profeta declaró que los nacidos de muggles sólo podrían haber obtenido el don de la magia mediante la fuerza o robo. Aquellos que no comparten estas creencias, son a menudo etiquetados como "traidores a la sangre".

Salazar Slytherin, uno de los fundadores de Hogwarts, argumentó que la escuela sólo debía admitir niños de sangre pura como estudiantes, como lo hacía el Instituto Durmstrang. Como resultado de su diferencia de opinión con respecto a la de los demás fundadores, que se fue del colegio. Antes de irse, Slytherin creó la Cámara de los Secretos, con la esperanza de que su verdadero heredero llegara y liberara el monstruo que escondió allí dentro para exterminar a todos los estudiantes que sean hijos de muggles.

También hay indicios de que una forma más sutil, menos virulenta, los prejuicios contra los nacidos de muggles se compartan por el resto de la comunidad mágica. Esto puede indicar que, incluso entre aquellos que no creen en que los nacidos de muggles son totalmente inferiores o que poseen la "sangre sucia", tiende a haber una falsa creencia de que la mayoría de los nacidos de muggles son mágicamente inferiores que aquellos con herencia mágica.